PRÓXIMAMENTE
TEMPORADA 
TEATRO
2018










Entrevista a Marina Hapko - Actriz de "Los bohemios"

- ¿De qué trata el argumento de "Los Bohemios"?
- "Los Bohemios" cuenta la historia de una familia de clase media argentina luego de la crisis del 2001. Todo el contexto político, social y sobretodo familiar por el que aquella familia quedó influida. Los vínculos familiares que se narran en esta historia están atravesados por situaciones que se han desencadenado luego de esta famosa crisis. La relación particular entre madre e hija se va desarrollando en un desenlace que no parece del todo amigable. Su hija, Mariana, está por ser madre primeriza y eso acarrea una particular situación de pesimismo para la visión de ambas, que a su vez se ve afectado por el divorcio casi reciente de Silvia, su madre, y la mala relación que ambas conllevan. El personaje de Hilda, la  tía, parece ser el respiro que necesita la obra para poder seguir adelante con el desarrollo de la historia, siendo que en la casa donde transcurre la historia - la casa de Silvia- se respira un aire poco cálido. Por último está Fabio, el padre del niño que está por nacer. El personaje típicamente desordenado, poco desenvuelto, inmaduro, llevará otro condimento muy particular a la narración de este mundo familiar, que se teje día a día, tratando de sobrevivir minuto a minuto para no ahogarse.

¿Cómo es tu personaje en la historia? 
- Mariana es una chica que con el presente que vive, ha madurado de golpe. El embarazo primerizo y la escasa ayuda brindada por este padre poco consciente, pero con buenas intenciones, la hizo pegar un salto en esa vida de adolescente y conciertos de música de rock. Es imposible que ella se despegue de aquellos gustos que la han rondado, influenciado e inspirado sobretodo desde su relación con Fabio (como por ejemplo su fanatismo por Nirvana ó los Red hot Chilli Peppers). Ella es ahora madre y mujer a la vez, sin poder alejarse de ciertos rasgos particulares que marcaron aquella adolescencia. Mariana es día a día más consciente de todo lo que se le está por venir, de toda su responsabilidad; caracterizada de un temperamento muy fuerte, un sentido del humor agudo, irónico, pero sin olvidar que su sensibilidad existe y aflora cuando ella logra vencer aquel caparazón y algo ó alguien la saca de allí y le recuerda que está ahí para sacarla adelante.

- ¿Qué te sedujo de la obra y/o de tu personaje cuando te llegó el proyecto? 
- La obra me resultó una pieza sensible, poco pretenciosa, humilde, sencillamente simple. Contada desde pequeñas grandes historias, que van fundiéndose junto a personajes entrañables para volverse aún más ricas. El personaje de Mariana me pareció un interesante desafío. Viéndome reflejada con ciertos rasgos míos personales, y otros más alejados. Quizás aquellos rasgos que me parecían más familiares fueron esos que más me costaron desentrañar y lograr interpretar. Formar parte de ese mundo teatral, esa historia repleta de detalles íntimos y del alma de Mariana, fue una experiencia muy enriquecedora. 

- ¿Cómo fueron tus comienzos en la actuación? ¿Cuáles fueron tus maestros? 
- Me formé desde el año 2011 hasta el 2015 con el maestro Héctor Bidonde. Luego de ahí y después de una pequeña pausa, seguí formándome en el año 2016 en el estudio de entrenamiento actoral que dirige Julio Chávez, siendo éste mi actual entrenador. A lo largo de estos años de estudio, estrené una obra de teatro en un escenario porteño, siendo "Los Bohemios" mi segundo paso por las tablas.

- ¿Qué tal vez la actualidad de la escena off en la Ciudad de Buenos Aires?
- Pienso que hoy en día hay mucha oferta y demanda de este tipo de teatro. Cada vez más veo a gente del ambiente teatral que se anima y sale con un proyecto propio, busca salas para estrenar, se mueve, ensaya, etc. y con un fin exitoso. Y llamo exitoso al hecho concreto de llegar a tal punto de estrenar alguna obra, después el público es otro tema. La crítica es otro tema. La duración de un contrato y tiempo en cartelera, es otro tema. Me refiero a un proyecto ambicioso, siendo partícipe de alguna obra de teatro desde el ser autor hasta director ó actor. Involucrarse en algo y salir a hacerlo realidad. Veo mucho eso. Por suerte la mirada del teatro veo que se está ampliando, expandiendo, liberando de prejuicios y eso es muy positivo.

Los sueños de Matrioshka

Tres generaciones de mujeres (Natalia Pascale y Jimena Rey) están atravesadas por la misma búsqueda. Ellas viajan al interior de sus recuerdos y desean, desde lo más profundo de su ser, encontrar a los hombres que, de una u otra forma, marcaron sus historias.
Ellas añoran un reencuentro con ese hijo, con ese compañero, con ese padre, con la propia identidad. 
Las historias de estas mujeres se entretejen, se van mezclando con hilos de nostalgia, emotividad, tristeza, amor... sentimientos que bien saben jugar sus protagonistas, dejando trabajos viscerales, entregadas en cuerpo y alma. Los poéticos textos de Luciana Cervera Novo, quien también dirige, dotan a la obra de momentos conmovedores. Las sutilezas en la puesta, coinciden con una prolija iluminación, todo acompañado por la hermosa música en vivo de Germán Fernández.
Mujeres dentro de mujeres. ¿Cuántas pueden vivir en una? Ellas, dolidas, reivindican la memoria, y transforman sus ausencias en presencias. Una obra necesaria. 


Ficha técnica:
Actores: Natalia Pascale y Jimena Rey.
Actuación en video: Matias Bertiche, Santiago Pérez Rey y Simón Pérez Rey.
Dramaturgia: Luciana Cervera Novo.
Dirección: Luciana Cervera Novo.
Música: Germán Fernández.
Teatro: La Lunares (Humahuaca 4027) Tel: 4867-3105
Funciones: Sábados 20:00hs.