El centésimo mono

Cuando el número cien de una especie adopta un determinado comportamiento, en otra parte del mundo, otros de la misma especie lo toman como propio, sin siquiera haberse comunicado.
Tres magos (Marcelo Goobar, Pablo Kusnetzoff y Emanuel Zaldúa) en un mismo espacio, pero sin poder verse ni tocarse, deben enfrentar una operación que implica riesgo de vida. Pero ¿qué sucede en sus cabezas una vez que les han aplicado la anestesia total?
En ese enfrentamiento con la muerte estos tres ilusionistas deslizarán sus aspiraciones truncas, las trampas de su oficio y sus deseos. Es allí donde todo pasa, en simultáneo, sin siquiera conocer de la existencia del otro.
"En la vida hay tanto misterio e ilusión, que tus pequeños ojos no alcanzan a verlo", dicen por ahí. Y "El centésimo mono" es la comprobación de esto, pero va más allá.
Como un juego que desafía permanentemente al público, la ilusión que brinda la magia es también un recurso narrativo. Los tres intérpretes realizan un trabajo sumamente destacable. Sus presencias en escena, los cambios de clima, la incorporación de lo gestual y lo corporal, todo tan bien puesto como lo discursivo.
La historia surgió a partir de la idea de estos magos profesionales que le pidieron a Osqui Guzmán (dramaturgia y dirección) contar un relato desde donde poder expresar su arte, más allá de lo que pueden hacer desde sus shows más convencionales. A partir de esa premisa, nada queda librado al azar, y la obra ofrece, en una propuesta diferente, mundos oníricos fascinantes.
Una mesa que se desplaza por el aire, monedas que aparecen entre los dedos, juegos de cartas que desorientan, peces que nacen de las manos de los magos, todo sucede en medio del relato, y es parte del mismo.
Vuelve “El centésimo mono” en su séptima temporada, una obra que sorprende, emociona e invita a la reflexión porque “las personas le temen a la magia por las mismas razones que le temen a la muerte.”

Ficha técnica:
Actores / Magos: Marcelo Goobar, Pablo Kusnetzoff y Emanuel Zaldúa.
Dirección: Osqui Guzmán.
Dramaturgia: Osqui Guzmán.
Teatro: La Carpintería (Jean Jaures 858) Tel: 4961-5092
Funciones: Sábados 20:00hs.

La Pilarcita

La elegante Selva (Luz Palazón), una mujer en sus cincuenta, llega con su enigmática pareja Horacio a un remoto pueblo correntino, en busca de un milagro. Ellos se hospedan en un precario hotel regenteado por una resignada Celina (Pilar Boyle), ayudada por Celeste (Mercedes Moltero), una adolescente ilusionada, que borda día y noche para terminar su traje para la comparsa, y estudia para irse del pueblo.
La fiesta de la Pilarcita, la santa del lugar, también hace volver a Hernán para participar con su guitarra del concurso de payada.
Mientras el pueblo se prepara para homenajear a la santita popular, Selva y Celeste se conocerán y entablarán una extraña amistad que cambiará sus destinos.
María Marull tuvo la inteligencia de escribir una obra donde todo funciona con verdad. El texto potente vuelve universal lo simple, donde el humor no queda ahí, sino que dice mucho más.
Con vínculos muy fuertes entre los personajes, todos de manera excelente interpretados, las formas de decir de las palabras, con tonada incluida, denota un interesante trabajo actoral y de dramaturgia.
Disfrutable desde donde se la aprecie, “La Pilarcita” nos muestra un pintoresco universo provinciano, a veces un poco lejano para nosotros habitantes de una gran ciudad, que resulta divertido e interesante. Todo nos lleva a transportarnos, y pasar un agradable rato, en ese patio de hotel, con sus tiempos, formas y sus calores. 


Ficha técnica:
Actores: Pilar Boyle, Rodrigo Del Cerro, Mercedes Moltedo y Luz Palazón.
Dramaturgia: María Marull.
Dirección: María Marull.
Teatro: El Camarín de las Musas (Mario Bravo 960) Tel: 4862-0655
www.elcamarindelasmusas.com
Funciones: Sábados 20:00hs y 22;00hs.

Hidalgo

Susana (Paula Marull) es una agente inmobiliaria verborrágica, frustrada, insatisfecha, que tiene que mostrar un lujoso y costoso departamento a una pareja de extranjeros. Cuando llega al lugar, encuentra que entre bolsas de basura y cajones de verdura, está durmiendo Víctor (Agustín Daulte), un adolescente semidesnudo, desgarbado e introvertido.
Él fue autorizado por los propietarios para quedarse allí hasta que se de la venta, pero lo que todos desconocen es el estado deplorable del lugar, y la poca predisposición del chico para abandonarlo. Ella depende de la comisión de la venta del inmueble, y el muchacho es un obstáculo.
Deprimido y desmotivado, el adolescente debe terminar un trabajo práctico sobre el poeta revolucionario Bartolomé Hidalgo, si no quiere repetir el último año del secundario.
Sumergidos en sus propios conflictos, Susana y Víctor pronto descubrirán que a veces el encuentro menos pensado puede hacer que se rompan todas las cadenas.
De este desamparo nacen dos personajes sumamente entrañables. Sufridos, violentados, desamparados, bien configurados por su dramaturga, María Marull, e interpretado por sus actores. Los textos, ricos en cuanto al decir, fluctúan entre la comicidad y lo emotivo, con interpretaciones delicadas, sutiles, con esas buenas químicas en escena que trascienden.
Una obra redonda, donde todo confluye para que sea de esas joyitas que aparecen en el teatro independiente. 
Estos dos mundos, que parecen tan disímiles, tendrán mucho más en común de lo que parece. El desamparo será lo que los une.
"Hidalgo" fue estrenada en noviembre de 2016 con una versión en el marco del ciclo de Semimontados del Teatro Nacional Cervantes. En 2017 la obra recibió el premio "Artei" a la Producción Teatral Independiente.


Ficha técnica:
Actores: Agustín Daulte y Paula Marull.
Dramaturgia: María Marull.
Dirección: María Marull.
Teatro: El Camarín de las Musas (Mario Bravo 960) Tel: 4862-0655
www.elcamarindelasmusas.com
Viernes: 20:00hs y 22:00hs